De raigambre vinatera

El Alcalde de San Lorenzo de El Escorial tiene algunas afinidades con el famosísimo Manolo el del Bombo. Ambos son de raigambre vinatera. Como aquél, nuestro convecino sanlorentino ejercía el oficio de dar de beber al sediento. Hoy en día, Manolo sigue teniendo su bar, José Luis dirige con mano firme nuestro Consistorio. Demasiado firme, no se le escape el mochuelo. Pero eso es otra historia.
El uno y el otro serán recordados por el bombo y el autobombo. El bombo del valenciano anima desde hace décadas a nuestra selección, el autobombo de nuestro regidor aturde a los habitantes de San Lorenzo con declaraciones como las que aparecieron la semana pasada en un periódico comarcal.

En ellas el Sr. Fernández-Quejo hace afirmaciones tan jugosas como que: “Ya nos creíamos la crisis antes de aquél célebre debate entre Solbes y Pizarro”,  ¡Qué visión! Y fruto de ella deviene, según dice, el ajuste de los presupuestos municipales desde el 2008 hasta el 2010. Analizaremos en futuros artículos lo que hay de cierto en esta afirmación, que parece es muy poco, porque la cosa tiene su enjundia. Más bien nos parece que cuando presupuestó en los años 2007 y 2008 unos ingresos por impuestos provenientes del ladrillo que luego no se realizaron, vino a darse cuenta de que la burbuja inmobiliaria había estallado y se percató que Lehmann Brothers y otros listillos andaban colocando por el mundo, bien troceaditos, eso que los intermediarios financieros han venido en llamar derivados. Y pese a ello, recalifica, recalifica, dando boqueadas para ver por dónde le entran los ingresos de un Ayuntamiento que llegó a presupuestar casi 31 millones de euros de 2007 hasta los poco mas de 20 millones del actual. ¡A la fuerza, y no a su previsión, ahorcan, Sr. Alcalde!
En sus declaraciones el Sr. Fernández-Quejo da muchas cifras y muchos porcentajes y saca pecho sobre su buena gestión y sus buenas inversiones. Y reta a la oposición a que le encuentre fallos a esa gestión. No sabemos si la oposición recogerá el guante. Nosotros sí. Por más que el Consistorio esconda sus cifras, nosotros las encontramos. Y entre lo dicho hace alarde de que se ha rebajado el sueldo. Por fuerza mayor, también en este caso. 
Esta costumbre de los gestores públicos de dar cifras absolutas o porcentajes según les interesa no lleva más que a confusión. “Hemos reducido tales y cuales puestos de trabajo. Hemos bajado en tantos miles de euros los gastos de esto o aquello. Hemos bajado el porcentaje de sueldos en tanto por ciento”. Pero, nos preguntamos, esa reducción de sueldos, ¿cuánto representa sobre el global, y qué ahorro representa?; ¿esos miles de euros ahorrados de qué partidas son y que representan en conjunto?; ¿ese porcentaje del sueldo que se ha bajado, cuánto es, cuánto gana, y ganaba, el Alcalde comparándolo con otros gestores públicos?
Empecemos por el final y en sucesivos artículos iremos analizando otros aspectos de estas declaraciones. Está bien que los ciudadanos sepan cuánto ganan sus gobernantes, sobre todo los locales, porque, al fin y al cabo es justo reclamarles por el trabajo que hacen por esa retribución. E insistimos que, sobre todo los locales, porque, contra lo que pasa en otros cargos públicos, los sueldos de los regidores locales se los fijan ellos mismos. 
El Alcalde dice ganar unos 3.200 mensuales, se supone que netos, se supone también que con sus 14 pagas anuales y creemos también que después de haberse aplicado la reducción de sueldo de un 15%. Y que trabaja 60 o 70 horas semanales, pero que está contento, “porque hace lo que le gusta”. Con todo y con ello las cifras no acaban de encajarnos.
Lo presupuestado por el Ayuntamiento para 2010 en la partida de “Altos cargos”, es decir, los 17 concejales, es de 800.560,66 €, de los que 598.218,74 € corresponden a retribuciones básicas, 152.341,92 € a Seguridad Social y otros 50.000 € por asistencia a plenos.
Si aceptamos los datos ofrecidos por la oposición en el sentido de que los sueldos de los portavoces (2, uno del PSOE y otro de IU) son de 1.200 € mensuales y de 900 € mensuales para el resto de los concejales, ambos netos, sacaríamos en conclusión de los 7 concejales de la oposición estarían recibiendo, siempre en neto y mientras no indiquemos lo contrario, un importe total de 96.600,00 €, frente a los 501.600 € que se estarían repartiendo los 10 miembros del PP del equipo de gobierno. Nos preguntamos si esta aplicación de los erarios públicos no es desproporcionada, porque, entendiendo que la responsabilidad de gobierno exige tiempo, la de la oposición no lo exige menos. Así, mientras que los ediles podrán dedicar todo su tiempo a la tarea de gobernar nos caben serias dudas de que la oposición pueda hacer lo mismo. 
A partir de estas cifras el sueldo actual del alcalde vendría a rondar los 44.800 € netos (55.800 € brutos), mientras que sus concejales vendrían a percibir un salario de 43.000 € netos (54.300 € brutos). Es decir, un concejal percibiría unos 3.000 euros netos mensuales. 
¿ Solo Cobra el Alcalde 200 € más que sus concejales?
Sin entrar en la polémica de si los cargos públicos están bien o mal retribuidos en España, recordemos que, antes de la bajada de las retribuciones aplicada recientemente un ministro venía a cobrar alrededor de 75.000 € brutos anuales, y, de acuerdo con estas cifras, nuestro Alcalde debía percibir una cantidad muy cercana a los 65.000 €, lo que da una idea de si está bien o mal pagado, si comparamos responsabilidades. 
El Alcalde nos sacaría de dudas si, como están obligados a hacer los miembros de Gobierno y Cortes, hiciese pública sus declaraciones de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *