Decidida la compra del jardín de las carmelitas

Con la mayoría absoluta del partido popular en el gobierno municipal, suponemos que  el Consejo de Administración de la Empresa Municipal de la Vivienda  habrá ya dado por aprobada la compra de la parcela del el jardín de las hermanas carmelitas que va a costar al erario público 630.000 euros más  IVA. La reunión, prevista para la pasada semana, hubo de postergarse por defecto de forma. Hoy se han reunido de nuevo y aunque no ha transcendido aún el resultado de la votación, todos sabemos las posiciones de unos y otros. IU y PSOE están en contra y el PP a favor de la adquisición.


Una oposición general de partidos, asociaciones y otras entidades cívicas, solicitando otra manera de dar solución a la aún no cuantificada necesidad de viviendas sociales y otra manera de planificar el territorio, sin poner en peligro el futuro de la población, mucho nos tememos que no ha debido ser escuchada. Abrir la veda para la construcción en zonas hasta ahora protegidas y hacerlo con mucha mayor densidad que la permitida anteriormente, va a llevar a este entorno maravilloso a un proceso de deterioro absolutamente evitable. El empecinamiento en edificar a quince metros del conjunto monumental mostrado por este ejecutivo, que es sólo la punta de lanza de lo que se nos viene encima con la nueva normativa aprobada, es cuanto menos sorprendente.


Con el apoyo que también sorprende de alguna prensa local que siempre se ha caracterizado por escuchar a todo el mundo y que,  en este caso, no se ha molestado en recoger tan siquiera alguna de las razones expuestas en la nota de prensa que le enviamos, el ayuntamiento orquesta una campaña en la que emplea el argumento de que algunos ricos no quieren viviendas sociales junto a las suyas, un argumento que lleva repitiendo como una salmodia desde hace años. Pero ni unos ni otros, caen en la cuenta de que la oposición es general y proviene de amplios  sectores de la población.

 

Legalidad y ética no siempre van juntas

 

Caída cómo llovida del cielo, en medio de la polémica desatada,  el TSJM  publica una sentencia ante un recurso presentado por la Plataforma Ciudadana Escurialense por el procedimiento seguido para tramitar las modificaciones que dan vía libre a la recalificación del jardín y la posterior edificación de las viviendas. Un procedimiento que como ya hemos explicado  es tortuoso y muy complicado. El ayuntamiento se apresuró a difundir, además de la mencionada salmodia,  el texto de la sentencia como único argumento para oponerse a los aportados por esta Plataforma. Efectivamente el tribunal madrileño se pronuncia sobre la legalidad, de ese procedimiento y no nos da la razón. La ingeniería urbanística bien pagada con nuestros impuestos, estaba bien hecha.  Pero no siempre la legalidad coincide con la justicia ni, en este caso, con el interés del municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *