El último pleno del ayuntamiento, convertido en una arenga

Fernández-Quejo: “Me da igual lo que diga mi secretario general, mi Presidenta o Rita la Cantaora…”
Al alcalde de San Lorenzo de El Escorial no le duelen prendas a la hora de exponer sus razones. En la sesión ordinaria del último Pleno del Ayuntamiento, celebrado el pasado día 12 de abril, nos llamó mucho la atención el tono empleado con la presidenta de la Comunidad y con sus jefes inmediatamente superiores. La cita era a las nueve de la mañana y, aunque este nuestro alcalde, suele convocar los plenos a unas horas en las que es difícil que los ciudadanos se puedan personar, el lugar reservado al público va estando cada vez más concurrido por personas que asisten entre pasmadas y contritas a las sesiones.
 

Ésta transcurrió con largas intervenciones de nuestro edil quién, sin embargo, desde hace unos ocho años decidió usar su prerrogativa para no dar la palabra a los ciudadanos de a pie en el turno de ruegos y preguntas. Su peculiar manera de llevar el debate con interrupciones a los portavoces de la oposición, sus modales y su curiosa forma de entender la democracia, no dejan de asombrarnos.

Dudoso cambio del uso del suelo destinado a equipamiento.
 
El primero de los puntos a tratar para desistir del expediente por el que se tramita la modificación puntual no sustancial referida a equipamientos públicos, guarda relación con otro que ya se debatió hace unos meses, cuando la Plataforma Ciudadana empezaba a frecuentar los plenos municipales. Entonces, el Grupo Popular pretendía que la administración autonómica diera luz verde al “cambio de apellido” de todos los espacios destinados a equipamiento en todo el municipio. De esa forma podrían decidir el uso de todos los espacios destinados a equipamiento, sin tener que pasar por ningún otro Pleno más. Entonces, nuestra asociación daba sus primeros pasos y esta tramitación le resultó más que sospechosa.

Muchas personas presentaron en aquel momento alegaciones a título particular y el estudio de la cuestión sirvió para comprender la manera en que este consistorio consigue la aprobación administrativa para ir transformando, poco a poco, todo el horizonte que contemplamos. O sea, ir cambiando la normativa vigente mediante modificaciones puntuales como ésta. Afortunadamente, en este caso, la Dirección General de Patrimonio ha expresado sus dudas con el contenido de la modificación y el expediente está ahora a la espera del dictamen de la Dirección General de Urbanismo. Es una muestra de que la participación ciudadana en la gestión pública tiene sus consecuencias positivas.

El concejal de IU reconoce su permanente apoyo al PP.
Mientras que este asunto se resolvía por unanimidad, votando los concejales de todos los partidos a favor de desestimar la modificación, la propuesta de los populares para aprobar un expediente de contratación del Centro de Agua y Salud por 14 millones de euros durante 25 años, nada más y nada menos, levantó, por fin, la polémica. Tanta, que hasta el concejal de IU, que invariablemente suele votar a favor del PP, les llevó la contraria. Ante el visible resquemor del alcalde, el único representante de esta agrupación de izquierdas respondía: “Yo creo que he demostrado sobradamente y con bastante desgaste, que cuando estoy de acuerdo con algo, tengo poco problema en apoyar todo aquello o votar a favor de todo aquello que propone el equipo de gobierno…” Son las peculiaridades de nuestra municipalidad.
En la calle, ni una mesa informativa.

Pero donde el Pleno adquirió las características de un auténtico sermón fue a la hora de escuchar las respuestas de nuestro alcalde a las preguntas realizadas por la Plataforma Ciudadana Escurialense, a través del portavoz del grupo socialista, al que agradecemos la gestión. Lo primero que quisimos saber es por qué no se nos confirma la inscripción en el registro local de asociaciones y por qué no se nos autorizó poner en la vía pública mesas informativas, tras la preceptiva solicitud, alegando no ser costumbre autorizarlas a nadie, justo el día en que aparecían puestas en la calle sendas mesas dedicadas a recoger fondos para la celebración de la Semana Santa:
“Ni una”, fue el argumento esgrimido por el Alcalde, una y otra vez, para explicar la denegación de nuestras mesas. “Y las primeras que no se ponen son las del Partido Popular. Y me da igual lo que me diga mi secretario general, mi Presidenta o Rita la Cantaora…”. La negativa la explicaba:”porque consideramos que no se debe estar incordiando a los vecinos. Ni el PP, ni el PSOE, ni nadie. El que quiera, que se vaya a verlos a casa. Y si no, que vayan a recoger firmas, como hacemos nosotros, o que hagan lo que quieran, pero yo no tengo porque tener el pueblo “empantanao”. Estos y otros considerandos fueron desgranados por Fernández Quejo a lo largo de una diatriba con el portavoz socialista, García Millán, quien intentaba reclamar un trato por igual para todos los vecinos. El alcalde zanjó la cuestión diciendo: “Pero vamos, que el otro día discutí con mi Presidenta porque ya ha “montao” una campaña en todos los pueblos de Madrid y le he dicho que, aquí, ni una mesa. Como si me echa, me da lo mismo.” En cuanto a lo de la inscripción de la asociación manifestó no tener ningún problema.

Una web que no informa de nada.

Preguntamos también al alcalde por la ausencia de información en la página web municipal, www.sanlorenzodeelescorial.org, sobre las convocatorias de los plenos, ni sus actas, sobre los presupuestos municipales y la liquidación de las mismos, o por qué no tiene un perfil del contratante, ni se facilitan los correos electrónicos de los ediles, ni de otros cargos electos, ni tiene un buzón de sugerencias para el ciudadano. Nos aclaró en su respuesta que en un mes y medio, a lo más tardar, tendríamos una nueva página web y añadió: “… Pero vamos, que como si quiere que pongamos bandos. Este gobierno no oculta nada, ni se arrepiente absolutamente de nada de lo que hace. A lo mejor hay que poner unos bandos de ese tipo sábana, para que se entere todo el mundo. No pasa nada.”
El que se pica, ajos come.

El siguiente tema sirvió para que nuestro alcalde se revolviera un poco en su asiento al escuchar la ensalada de cifras con que estaba redactada la pregunta relativa a la falta de ejecución de los presupuestos municipales año tras año. “Yo, si le soy sincero -respondía tras un leve silencio Fernández-Quejo- no le he entendido muy bien la pregunta, pero en cualquier caso pásenoslo y lo miraremos. Pero vamos, yo le digo una cosa, el señor interventor está talludito, tiene ya sus años, ¿eh? y no firma en barbecho, ¿eh? Y usted lo sabe. O sea que, si mentimos, le garantizo nos lo dice”. Alguno se podría acordar a estas alturas del refrán aquel que aludía al picor y a la ingesta de ajos, pero el caso es que tras la ayuda de la Concejal de Hacienda para hacerle comprender nuestra interpelación, el Alcalde se explayó en un largo razonamiento sobre el por qué de que cuando dice que va a gastarse una cantidad en tal cosa, acaba limitando el gasto para no generar déficit: “…repaso a las concejalías y repaso el presupuesto y veo que las cosas van mal…, les cojo a mis concejales y les digo: esto se ha ‘terminao’, aquí no gasta nadie ni un duro más que lo indispensable”.

A estas alturas de la crónica habrá comprendido el lector que la asistencia a los plenos municipales es de todo menos aburrida. Otras preguntas de los concejales sobre la vigencia de la Ley de Participación ciudadana, la posibilidad de realizar más rotondas para solucionar los graves problemas de seguridad para el tráfico rodado en la M-600 en el tramo que enlaza con la autopista de La Coruña, la sorpresiva eliminación de una obra escultórica en un lugar público que en su día supuso un desembolso para el erario municipal, fueron objeto de respuesta en el mismo tono por parte de nuestro alcalde, que se quejaba: “Lo que me resulta curioso es que nadie me pide una cita para hablar tranquilamente y responder personalmente.” García Millán le daba así la réplica: “Si no hay otros cauces de participación…A lo mejor a la gente le da miedo usted, con esas voces que nos da, y por eso no vienen a verle”.
 
Merece la pena seguir el hilo a toda la sesión en el siguiente enlace:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *