La Plataforma se presenta a los medios

La Plataforma Ciudadana Escurialense se ha presentado  ante los medios de comunicación convocados en una sala de San Lorenzo de El Escorial. En la mesa de ponentes se encontraban Michael Harris, Ignacio Rosales, y Antonio Ulled, que explicaron los motivos por los que la Plataforma se ha constituido.  Esta plataforma, formada por más de doscientas personas en la actualidad, se ha creado con el fin responder al nuevo Plan General de Ordenación Urbana expuesto recientemente a información pública por el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. Este plan supone una grave amenaza para el entorno único del Monasterio de El Escorial. 

La convocatoria coincide con la visita a Sevilla de los miembros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que, en 1984, inscribió al Monasterio de El Escorial y su entorno dentro de la lista de Monumentos Patrimonio de la Humanidad. Entre el espacio protegido se incluía una superficie de más de 10000 hectáreas protegidas por la Gran Cerca de Felipe II, de 55 kilómetros de longitud. Dentro de este territorio existen monumentos tales como el  Palacio Histórico de Monesterio y ruinas arqueológicas romanas y vetonas.

Sin embargo, a pesar de que la Comunidad de Madrid declarara este vasto territorio como Bien de Interés Cultural en el año 2006, el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial (PP) pretende construir en él más de 850 viviendas en forma de pisos, un polígono industrial y un gran centro comercial. Este nuevo desarrollo urbanístico, que linda con los términos municipales de Collado Villalba, Alpedrete y Guadarrama, aumentaría la población de San Lorenzo de El Escorial, saturando aún más los servicios públicos de la localidad serrana y las colindantes.

La Plataforma Ciudadana Escurialense pide la retirada inmediata de dicho plan, puesto que asegura que sería una vuelta al modelo de crecimiento urbanístico insostenible, considerado como una de las causas de la crisis económica actual. Y añade que el propio  Plan, “opaco, confuso y con errores en los planos”, reconoce que el turismo  ha descendido en un 25% desde el año 2.000 y que este descenso está relacionado con el fuerte deterioro ambiental y paisajístico que ha sufrido el interior de la Gran Cerca de Felipe II.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *