MÁS DESPROTECCIÓN EN ABANTOS

 

El  monte Abantos es una de las zonas de mayor valor natural y paisajístico que tenemos en nuestra localidad, Paisaje  Protegido desde 1961.  Su Colonia Histórica tiene desde el 2002 un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) para preservar su paisaje, su arquitectura y su jardines. La ladera del monte Abantos es el tapiz visual de fondo del Conjunto Monumental del Monasterio, patrimonio de la humanidad, por lo que cualquier actuación en la zona ha de ser especialmente cuidadosa.

La construcción prevista en el jardín de las Carmelitas,  que pertenece a la colonia, incumple totalmente esta normativa: va a levantar bloque donde sólo se permite vivienda unifamiliar y con una altura y una ocupación de la parcela mucho mayores de las permitidas. Y como esto es ilegal, van a modificar las normas de protección. 

El ayuntamiento está tramitando una  modificación del PERI que permite lo que hasta ahora estaba totalmente prohibido, construir bloques altos y densos en los jardines de Abantos, y lo hace mediante uno de los trucos legales a los que nos tiene acostumbrados.  Establece que por motivos de interés social se pueden aplicar unas normas menos restrictivas, permitiendo viviendas en altura con tal de que tengan algún tipo de protección. 

Lo más grave es que la modificación va a afectar a todo el barrio histórico, no sólo a la parcela de las Carmelitas. Es decir, se abre la veda a poder levantar  bloques en toda la ladera de Abantos.

El argumento del Ayuntamiento de que hay tal necesidad de vivienda protegida en la localidad que no hay más remedio que construir en terreno protegido nos parece falaz y demagógico. Evidentemente, es necesario garantizar a todos una vivienda justa, pero hay muchos otros terrenos donde se podrían construir, algunos incluso de propiedad pública. Aunque dada la enorme cantidad de viviendas que tenemos sin vender, la mejor opción sería aplicar las medidas del Real Decreto 1961/2009 para que puedan pasar a ser ofrecidas en venta o arrendamiento protegido.

En la situación de terrible crisis que vivimos por la burbuja inmobiliaria es totalmente incomprensible que este ayuntamiento siga apostando a toda costa por la construcción masiva, y que proponga esta nueva desprotección que atenta de forma tan grave a lo que sigue siendo hoy por hoy nuestro mayor activo y fuente de ingresos: el valor de nuestro patrimonio histórico, natural y paisajístico.

A todo lo anterior, hay que añadir el coste de la compra del jardín, más de 1.000.000 €, para lo que el Ayuntamiento, ya endeudado, tiene previsto acudir a un crédito bancario.

 

La Plataforma va a hacer todo lo posible para que esta modificación del PERI no salga adelante, y está trabajando ya en la redacción de las alegaciones: es la última posibilidad para impedir la construcción de las Carmelitas, imprescindible para conservar el paisaje de la colonia histórica y la falda de Abantos.

Cualquier ayuda o sugerencia es bienvenida. Y os rogamos que le deis a este escrito la mayor difusión posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *