Presentación de la Plataforma: Una historia sin final feliz

Si San Lorenzo de El Escorial ha llegado a ser un lugar tan privilegiado ha sido porque a lo largo de su historia se ha fomentado un tipo de desarrollo urbanístico muy especial, capaz de combinar la arquitectura y la naturaleza de una forma muy armoniosa. Una historia sin final feliz. A partir de los últimos 30 años se ha roto con más de cuatro siglos de desarrollo armonioso, y se producido un crecimiento exponencial y muy poco respetuoso. El Avance del PGOU que ahora se plantea, además de dar la legitimidad definitiva a todas estas actuaciones, plantea en la misma línea, un crecimiento sin precedentes, con un aumento de más del 60% del suelo urbanizable.

 
La conferenciante, enumeró todas las  figuras de protección para este enclave: Patrimonio de la Humanidad declarado en noviembre de 1998,  por la UNESCO e ICOMOS, que inscribió a “El Escorial, Monasterio y Sitio” en la Lista del Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad. Ese documento ya hace mención expresa a su entorno al que considera inseparable del monumento; BIC de la CERCA; Inclusión del territorio de la cerca en el PORN del próximo Parque del Guadarrama, Paraje Pintoresco de el Pinar de Abantos y  zona de La Herrería;  y por último, LIC cuenca del río Guadarrama. A continuación ofreció la visión de conjunto que tiene la Plataforma del Plan Municipal: “Nuestra primera objeción al Avance –afirmó- tiene que ver con su visión de conjunto, porque no ofrece las alternativas y soluciones que necesita un enclave tan especial como éste,  considerado Patrimonio de la Humanidad. En su Memoria descriptiva, el PGOU reconoce los objetivos del modelo territorial de la zona como: “Gran reserva natural y cultural de la Región. Provisión de agua. Disfrute del medio. Disfrute del Patrimonio” y sin embargo, no duda en recalificar grandes zonas actualmente protegidas, permitir actuaciones muy dañinas para el centro histórico y facilitar las actividades industriales y de ocio intensivo”. 
 
La Unión Europea se ha pronunciado en repetidas ocasiones en contra de este modelo de desarrollo urbanístico. “Nos resulta muy incongruente -explicó- que el Ayuntamiento siga insistiendo en el modelo caduco del urbanismo a gran escala, máxime en la situación de crisis global e inmobiliaria que vivimos. Y que no sea capaz de aprovechar la oportunidad que representan los valores naturales y patrimoniales de San Lorenzo para diseñar una ciudad cultural y sostenible, con más opciones de desarrollo en el siglo XXI.
 

 

 
“También nos parece muy grave que las actuaciones que plantea este Avance, que tanto afectan a  la vida de los habitantes de San Lorenzo, se hayan hecho tan de espaldas a ellos. Y no entendemos por qué llegar a las 25.000 personas es un objetivo a cumplir. No creemos- prosiguió- que se vaya a llegar a esa cifra próximamente si se respeta el crecimiento natural de la población. Nos gustaría contrastar la información que presenta el Avance sobre vivienda y suelo vacante, porque nuestros datos nos hacen creer que la suma de las actuaciones aún no ejecutadas, de las viviendas en construcción y de las vacías podría acercarse a las 2.000. Es decir, que incluso habría suelo suficiente para esas 25.000 personas sin necesidad de nuevas recalificaciones. Por otro lado pensamos que se debería haber hecho un esfuerzo ampliando niveles y zonas de protección”. 
A continuación enumeró las decisiones se toman en el Avance y que constituyen la razón de la oposición a este Plan de la Plataforma: 
 
1. Sustitución de zonas verdes por suelo urbano para bloques de viviendas. Algunas de ellas, jardines históricos, o zonas de denso arbolado muy céntricas.
2. Enajenación gratuita y sin informes previos de suelo de monte público protegido para suelo urbano (viviendas unifamiliares de lujo). 
3. Escasa  protección de la mayoría de los edificios antiguos del casco histórico envolviéndolos en un débil celofán de protección ambiental. 
4. Modificación del uso de equipamientos y zonas verdes para suelo urbano de bloques de viviendas. Por ejemplo, en el convento de las Carmelitas, a escasos metros del Monasterio.
5. Aumentar la edificabilidad final de las zonas a construir usando una serie de maniobras como la adscripción de zonas verdes situadas a mucha distancia, o la creación de un único sector urbanizable.
6. Convertir una zona protegida de monte, declarada por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid como de alto interés para la recuperación del monte Abantos quemado en 1999, en suelo urbano para uso como zona de espacios libres. Haciendo más viable su posible edificación. 
7. Crear sobre suelo protegido una nueva gran zona urbanizada, AP6 Norte, destinada a usos terciarios y a  850 viviendas. 
8. Incluir en el Avance una enorme zona de suelo urbanizable no sectorizado para uso residencial en suelo actualmente protegido y de gran valor medioambiental (aunque casi no tenga árboles). 
9. Proponer insistentemente la duplicación de la M600 por motivos de seguridad cuando unas simples rotondas lo habrían resuelto. 
10. Crear una infraestructura viaria cruzando la finca Monesterio sin identificar su nombre, propósito ni titularidad.
 
Ejemplo de una de las recalificaciones previstas
Con respecto a los niveles de protección del centro histórico, recogidos en el Avance del Plan, la conferenciante señaló que “si exceptuamos los edificios adscritos a Patrimonio Nacional, cuya protección integral sigue asegurada, en el conjunto del centro histórico hemos detectado cambios de protección muy significativos con respecto al catálogo de edificios protegidos publicado por la Comunidad de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos en 1998.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *