“El Mundo” recoge las actividades de la Plataforma

El pasado día 5 de Julio, el periódico El Mundo dedicó una página completa de su sección M2 a recoger las actividades de la Plataforma. El artículo sólo es accesible en Internet para usuarios suscritos, pero os reproducimos aquí su contenido completo.

Plataforma en San Lorenzo contra el proyecto del Plan General

 

El Ayuntamiento contesta que el crecimiento es fuera del casco urbano

 
NURIA LÓPEZ

El Patrimonio de la Humanidad de San Lorenzo de El Escorial… ¿en peligro? La Plataforma Ciudadana Escurialense considera que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio madrileño es una amenaza para este conjunto histórico, natural y paisajístico.

 
 

Según los críticos, si se aprobara, la localidad viviría un aumento de la población de 17.000 a 25.000 habitantes, se construirían edificios a pocos metros del conjunto monumental del Monasterio y a 15 kilómetros del centro, se recalificarían varias zonas verdes y 250 hectáreas de terreno rústico pasarían a urbano. El Ayuntamiento no comparte la mayor parte de estas afirmaciones que considera exageradas.
Esta organización llega a afirmar que la Unesco podría retirar el título de Patrimonio Histórico al Monasterio y a su entorno, otorgado en 1984. «La pérdida de esta calificación es preocupante», dice Antonio Ulled, arquitecto y asociado a la Plataforma Ciudadana Escurialense.
Este grupo, compuesto por más de 200 personas, denunció la situación ante el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco el pasado mes de junio durante su 33ª reunión anual en Sevilla. «Queríamos hacer público lo que constituye San Lorenzo de El Escorial y lo que puede suponer su descalificación», señala Ulled. No confían en que el Ayuntamiento del municipio o la Comunidad de Madrid retiren el plan.
El Ayuntamiento contesta. «Todo el municipio es un Bien de Interés Cultural e, incluso, parte de otros como Santa María de la Alameda o Zarzalejo, lo cual no impide que se pueda construir», afirma Gonzalo Cuesta, concejal de Urbanismo de San Lorenzo de El Escorial.
«El plan supone un crecimiento cero en el caso urbano y ni siquiera cubre la demanda interna de la población natural de la localidad», añade Cuesta.
Los nombramientos de Patrimonio Histórico parecen vitalicios, pero son susceptibles de ser retirados. «Dresde (Alemania) perdió su calificación de Patrimonio por la construcción de un puente en una zona que era protegida», destaca el arquitecto critico con el urbanismo, que quiere evitar que suceda lo mismo en su municipio.
Dentro del título de Patrimonio Histórico de San Lorenzo de El Escorial no sólo está protegido el Monasterio, aclaran estos vecinos de la localidad. También se incluye una superficie de más de 10.000 hectáreas rodeadas por la Gran Cerca de Felipe II. Un entorno en el que se suceden las zonas monumentales, entre los que destaca la zona del Palacio Histórico de Monesterio. Este edificio en ruinas, del siglo XVI, se encuentra en un paraje entre la autopista A-6 y el término municipal.
Este enclave ha sido definido por el Ayuntamiento como «suelo urbanizable no calificado», según Ulled, y donde el nuevo PGOU quiere construir 850 viviendas, un polígono industrial y un centro comercial. «Esta acción es un error porque se creará un nuevo centro urbano a 15 kilómetros del actual y sus habitantes tendrán más cerca Alpedrete o Guadarrama que San Lorenzo», añade el arquitecto.
Detrás de estas maniobras urbanísticas, la Plataforma Ciudadana Escurialense vislumbra «razones económicas». Sin embargo, el Ayuntamiento quiere que los habitantes de la localidad tengan «equipamientos públicos de primera categoría, como centros deportivos y sanitarios, y de las 850 viviendas, 425 serán de protección pública», según afirma Gonzalo Cuesta.

El debate de la protección

«El plan cumple los niveles máximos de protección y el desarrollo de las viviendas en ese suelo junto a la autopista puede, a medio plazo, desarrollar actividades de valor añadido [como la generación de empleo] para el municipio», destaca Gonzalo Cuesta, concejal de Urbanismo.
Si la denuncia realizada por la plataforma trasciende, «estamos dispuestos a dialogar con quien haga falta», afirma el concejal de Urbanismo de san Lorenzo de El Escorial, «pero queremos partir de premisas reales, porque de lo contrario se está politizando el tema».
Según Ulled, San Lorenzo de El Escorial ya ha vivido otras «tropelías» similares en el pasado. En 1999, las normas subsidiarias -no existía plan urbano en ese momento- consideraron zonas aptas para urbanizar territorios que dañaban el patrimonio histórico y natural. En 2005, la Comunidad de Madrid rechazó un avance del Plan General porque proponía más de 7.000 viviendas en algunos lugares de la localidad.
Sin embargo, desde el Ayuntamiento consideran que el desarrollo experimentado por la localidad en los últimos años no ha sido excesivo: «San Lorenzo ha crecido en 7.000 habitantes en los últimos 15 años, en lo que se refiere a primeras residencias. Así que no es un incremento desmesurado y los datos de la plataforma están fuera de lugar».
Esta falta de protección del municipio por parte del consistorio, según el arquitecto, se traduce en «edificios que suben hasta tres o cuatro plantas, cerca de construcciones históricas de tan sólo dos alturas». El crecimiento previsto fuera del casco urbano ha provocado algunas reticencias en Villalba, pues el núcleo urbano estará más cerca de esta población que de San Lorenzo.

¿Más o menos turismo?

  • ¿Un 25% menos? La Plataforma Ciudadana Escurialense señala que el turismo ha descendido en un 25% en la zona desde 2000. Una caída que atribuye al deterioro ambiental y paisajístico que ha sufrido el interior de la Gran Cerca de Felipe II. El concejal Cuesta lo niega y declara que «San Lorenzo es el primer municipio más visitado de la Comunidad».
  • «Opaco». El documento es «opaco, confuso y con errores», según la Plataforma, que afirma que el plan propone un aumento de la densidad en el casco urbano y que algunas residencias se levantarían sobre actuales jardines.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *